La debacle económica golpea a las Universidades estadounidenses

Harvard, la universidad más rica de EE.UU., ha empezado a notar las consecuencias de la crisis económica que amenaza con obligar a la institución a reducir las ayudas que le permiten atraer a los mejores estudiantes del país.

La directora de la institución, Drew Faust, envió un correo electrónico al personal académico y a los estudiantes informándoles de que está buscando reducir los gastos lectivos.

«Debemos reconocer que Harvard no es invulnerable al sismo financiero que está afectando al mundo», reconoce Faust en su misiva, recogida por The Boston Globe.

No especifica qué recortes se plantea hacer y por el momento ha declinado ser entrevistada, pero el diario indica citando fuentes cercanas a la Universidad que entre las medidas que podría tomar están la congelación de los sueldos y de los programas académicos.

Faust advierte de que aunque la situación todavía es buena, la Universidad no puede dar por seguras las generosas contribuciones de donantes y fundaciones de las que se nutre la institución.

Por ello, «necesitamos estar preparados para afrontar pérdidas en los fondos para becas», señaló Faust, quien anticipó un periodo de «mayor rigor financiero».

Como ejemplo, el diario citó el caso de la Facultad de Artes y Ciencias, la mayor Harvard, afronta una pérdida de unos 4.500 millones en el valor de su fondo de ayuda, lo que significaría una reducción neta de 225 millones de dólares en su presupuesto general.

El fondo de ayuda económica, que financia las becas que concede la prestigiosa universidad, contaba antes de la crisis con 36.900 millones de dólares.

Se desconoce cuánto ha perdido la institución en los últimos meses, pero según una proyección elaborada por la agencia de calificación de riesgo Moody’s, podría alcanzar el 30 por ciento en el presente año fiscal, que va de octubre de 2008 a septiembre de 2009.

Para contener el gasto, otra de las medidas que podría tomar Harvard, según el diario, es la paralización de los planes de expansión anunciados el pasado año para ampliar su campus.

La crisis se extiende

Aunque los establecimientos más acaudalados pueden sobrellevar mejor una depresión económica, también son vulnerables porque tienden a financiar un mayor porcentaje de su presupuesto con las donaciones que reciben.

El Dartmouth College anunció que reducirá gastos después que su fondo fiduciario, que compone una tercera parte de su presupuesto, perdió U$D 220 millones. Los síndicos atribuyeron la pérdida al bajo rendimiento de acciones y bonos a causa de la declinación bursátil.

La semana pasada, la Universidad Brown anunció un congelamiento de contrataciones hasta enero y dijo que revisará su presupuesto para determinar qué proyectos pueden demorarse. La Universidad Cornell anunció recientemente una congelación de 90 días de proyectos de construcción y una pausa en la contratación de docentes hasta fines de marzo.

Posts Relacionados:

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.