Avanza el deterioro de la educación superior en España


José Ignacio Wert

José Ignacio Wert

El pasado jueves Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001, participó de la conferencia anual sobre economía progresiva organizada por el grupo de Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo (PE). En esa oportunidad se refirió a la preocupante situación que están viviendo las economías desarrolladas del Viejo Continente, afirmando que «varios países de Europa están en una depresión, la gente no habla de ello porque a veces es incluso de mala educación usar la palabra depresión, porque es deprimente, pero la realidad es que hay varios países en Europa, incluidos Grecia y España, que están en una depresión».

Otra importante definición tiene que ver con la importancia que el premio Nobel de Economía le asigna al Banco Central Europeo (BCE) a partir de lo que considera una necesaria ampliación de su mandato para dejar de centrarse tanto en el control de la inflación y preocuparse más en otros aspectos.

Finalmente, dejó claro que cuando se refiere a la desigualdad no está hablando apenas de los ingresos, sino de temas puntuales como el acceso a la Educación, la Salud y las oportunidades.

Precisamente es en el acceso a la Educación Superior  y las políticas de I+D donde se percibe un deterioro tan pertinaz, que sorprende. Los casos de las distintas jurisdicciones europeas tienen matices, y dentro de cada país se pueden apreciar algunas diferencias respecto de los recortes presupuestarios en esas áreas. Sin embargo hay un caso que se destaca entre los demás: España. Sirve como el extremo de la vara que permite apreciar la dureza de las políticas de desfinanciamiento a la Educación que se alientan en Europa y se aplican con convicción y entusiasmo por el gobierno que preside Mariano Rajoy.

 El suicidio español asistido por su ministro de Educación

Contra todo lo que Stiglitz advierte y propone, en España se está castigando a quienes intentan sostener la inclusión y el ascenso social a través de la Universidad.  Las universidades públicas han perdido casi 20.000 estudiantes desde que José Ignacio Wert llegó  al Ministerio de Educación, según un informe encargado por  la confederación sindical española Comisiones Obreras (CCOO) acerca de la enseñanza superior en el país.

Este informe deja claro ya en términos cuantitativos el desastroso deterioro que ha provocado en la educación superior pública la gestión del Partido Popular.

El informe de CCOO, titulado La evolución de los presupuestos de las universidades públicas (2010-2013), indica que la enseñanza superior enfrenta un fuerte desfinanciamiento desde 2011 y una consiguiente reducción de su estamento estudiantil en manos de los aumentos de aranceles y recorte en las becas. Se puede apreciar que la inversión en educación superior entre 2009 y 2013 se redujo en más de 1.226 millones de euros. Es un 12,32% menos de financiación que en 2009 y si se tiene en cuenta la evolución del IPC entre diciembre de 2008 y el mismo mes de 2013 (9,6%); la pérdida llega al 21,92%.

Las CCOO a través del estudio afirman que se ralentizó el ingreso universitario hasta casi frenarse en los últimos años. No obstante entre  2009 y 2013 el alumnado creció un  9%, en el curso 2012/13 cayó el número de universitarios españoles por la fuga de parte del Estado central de sus funciones en lo que hace a la subsidiariedad en la educación.

La pérdida de estudiantes en las universidades pretendió enmascararse, por parte del gobierno, en el descenso de la población de España.  CCOO refuta ese argumento y atribuye esa pérdida a los recortes de la gestión de Wert porque “mientras que la población desciende desde 2008, los estudiantes matriculados se incrementaron hasta el curso 2011/12”.

Sorprende de todos modos la tibieza con que los estudiantes españoles luchan contra la brutal destrucción del sistema educativo superior de aquel país. En ese sentido el Sindicato de Estudiantes anunció una huelga de 48 horas el 26 y 27 de marzo para protestar, por ejemplo, contra una reducción del 40% en las becas de libros o y el recorte de 16 millones de euros en las becas Erasmus. Se espera que aprovechen para exigir una vez más la renuncia de José  Ignacio Wert y la derogación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), antes de que el daño que aseguran que está produciendo, sea mayor.

Posts Relacionados:

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.