¿Existe Europeana más allá de la página de inicio?

Con varios ademanes horrorosos
Los montes de parir dieron señales;
Consintieron los hombres temerosos
Ver nacer los abortos más fatales.
Después que con bramidos espantosos
Infundieron pavor a los mortales,
Estos montes, que al mundo estremecieron,
Un ratoncillo fue lo que parieron.
 Félix María Samaniego

Desde hace meses se anuncia en los medios europeos y por extensión en los de todo el mundo, la inauguración de la «competencia europea a Google». Otros hablan de «la alternativa europea a la Wikipedia». Se trata de una iniciativa de digitalización de recursos culturales que sería sí, un gran aporte al crecimiento de Internet, pero el clásico ombliguismo europeo no permite ver que es una iniciativa europea de contenidos europeos. Se podrá decir que Wikipedia y Google son productos estadounidenses pero tienen una vocación de inclusión global, con todos los peligros pero también la virtudes que esto implica. Esta interpretación de Europeana como competencia de Google o Wikipedia por parte de muchos medios europeos, es rechazada por los responsables del proyecto: «Europeana no es una respuesta europea a un proyecto comercial», dijo Selmayr, el portavoz europeo de Sociedad de la Información. «Al igual que una librería y una biblioteca no compiten entre sí».

Como sea, Europeana.eu es una biblioteca digital europea, creada a partir de convenios entre distintas instituciones culturales de la U.E., que aspira a llegar  a ofrecer más de 10 millones de contenidos en 21 idiomas antes del 2010.

El proyecto busca concentrar desde textos literarios hasta reproducciones de obras de arte o música, accesibles de forma universal, gratuita y en un entorno multilingüe.

Los objetos digitalizados son ordenados por un equipo de archiveros, bibliotecarios y especialistas en Tecnología de la Información en la Biblioteca Real en La Haya y posteriormente ingresadas a Europeana. Los museos deciden el material que se sube y también cubren el lado legal del proceso en lo que se refiere a los derechos de autor. «Debemos dar un paso decisivo para evitar un agujero negro en el siglo XX», dijo la directora de Europeana, Jill Cousin.

La Comisión Europea ha puesto a disposición de Europeana dos millones de euros por año para el mantenimiento del portal, a lo que se suman 500.000 euros aportados por los países involucrados.

Hasta ahora sólo se ha digitalizado un 1% de los bienes culturales europeos. Para alcanzar las 10 millones de obras en el año 2010, los países deberán gastar otros 350 millones de euros (437 millones de dólares), según estima la Comisión.

Francia, Holanda y el Reino Unido han aportado juntos casi el 70 por ciento de los contenidos disponibles, mientras que la mayoría de países -entre ellos España- no llega al 2 por ciento.

El ministro español de Cultura, César Antonio Molina, ha restado importancia a que España sólo represente un 1,4 del contenido de Europeana porque «es un proyecto que se inicia ahora y que seguirá en el tiempo», y en un futuro «van a estar todos nuestros archivos, desde la Biblioteca Nacional hasta los museos». La actual situación le da no sólo la razón, sino hasta tiempo para escanear varios de los libros pendientes.

Ahora bien, el jueves 20 de noviembre se puso en marcha y el sistema ha colapsado, según afirman los responsables técnicos, merced al elevado número de usuarios conectados, se calcula que diez millones por hora.

Con la eufemística frase «Esperamos sobrevivir a este éxito», Martin Selmayr explicó que el incidente ocurrió a las 10.30 horas GMT, y se iba a solucionar al pasar de tres a seis servidores, sin embargo los problemas continúan.

Si tenemos en cuenta que sólo se ha digitalizado un 1% de los bienes culturales europeos, el interés de los internautas por los contenidos prometidos (que no accesibles) se incrementará con el tiempo al punto de quizás hacer imposible la visita a esta inmensa fuente de recursos. En esto se dará la paradoja de que sólo cuando nadie se conecte, se podría ver lo que ahí está depositado.

Posts Relacionados:

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Mauricio Tejada dice:

    Sigo leyendo en distintos diarios que Europeana ha tenido éxito y por eso está cerrada hasta mediados de este mes. Aunque sea por poco tiempo pero si según ellos tienen diez millones de visitas por hora, por semana son más de mil millones de usuarios descontentos. Hago dos preguntas: 1) ¿A qué le llamarán fracaso estos señores? y 2) ¿alguien se cree que hay esa cantidad de visitas que se mantiene en el tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.