México: Tlatelolco es una herida que no cierra

A 40 años de la matanza de Tlatelolco, que dejó decenas de estudiantes muertos, el gobierno de México aún no ha respondido a la pregunta de quién la ordenó, denunció en Londres la organización Amnistía Internacional (AI), que llamó al presidente Felipe Calderón a hacer «justicia».

La organización de defensa de los derechos humanos, con sede en Londres, llamó al mandatario a «establecer, de una vez por todas, la verdad detrás de esa matanza» ocurrida el 2 de octubre de 1968 en una céntrica plaza de la capital, pocos días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos.

En un comunicado, AI urgió a Calderón a llevar a los autores de la matanza «a la justicia» y ofrecer «indemnizaciones para las víctimas o sus familiares».

A las 18 Hs del 2 de octubre de hace 40 años, cientos de policías, militares y paramilitares rodearon la plaza con tanques, y dispararon usando armas pesadas contra estudiantes congregados en la plaza de Las Tres Culturas, en el distrito de Tlatelolco, dijo Javier Zúñiga, asesor de AI.

Zúñiga, que era entonces profesor de la escuela Nacional de Agricultura, fue testigo de la llegada de las tropas desde un pequeño puente que daba a la plaza, adonde, según contó a la AFP, había ido con su esposa y su pequeña hija de dos años a ver una manifestación que se anunciaba como pacífica.

Zúñiga llamó al gobierno a responder a varios interrogantes que siguen sin dilucidar, cuatro décadas después de ocurrida la masacre de Tlatelolco.

«¿Quién ordenó la matanza? ¿Desde cuándo era planificada? ¿Cuántos murieron? ¿A quiénes pertenecen los cuerpos que aún no han sido identificados?», interrogó Zúñiga, precisando que sólo 44 cuerpos fueron entregados tras la masacre, diez de ellos aún no identificados.

«Oscurecía en el momento de los disparos, y era difícil saber exactamente lo que estaba pasando. Pero me recuerdo, con tanta claridad hoy como ese día, que el ejército entró en la plaza antes de que hubiera disparos, y no como consecuencia de eso, como han asegurado fuentes del gobierno», señaló.

«La gente entró en pánico, y empezaron a correr, gritando ‘viene el ejército, viene el ejército’. Poco después, la plaza parecía llena de cadáveres», contó el entonces profesor, que volvió al día siguiente a Tlatelolco, y vio «charcos de sangre».

«El fracaso del gobierno mexicano en establecer la verdad de lo que ocurrió esa noche ha dejado una profunda cicatriz en la sociedad mexicana», declaró Kerrie Howard, directora adjunta del programa para las Américas de AI.

Esa cicatriz «sólo puede cerrarse con la verdad, llevando a los culpables a la justicia e indemnizando a las víctimas o sus familias», señaló.

«Desafiamos» al gobierno de Felipe Calderón a «abrir todos los archivos relevantes, establecer una investigación nueva e independiente y eliminar los obstáculos que impiden llevar ante la justicia a los responsables de este crimen horrible», agregó Howard en el comunicado.

Según organizaciones civiles y activistas, la matanza perpetrada en la Plaza de las Tres Culturas por fuerzas del Gobierno, en manos en ese entonces del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dejó más de 300 muertos.

Fuente: AFP

Posts Relacionados:

  • No Hay Posts Relacionados

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.