Ley Nacional de Educación Superior: Parece que ahora sí


El oficialismo finalmente presentó un proyecto de Ley Nacional de Educación Superior (LeNES) en la Cámara de Diputados.

La norma vigente, que data de 1995, es la única ley relacionada con la educación que queda del período menemista.

El actual proyecto ratifica la gratuidad y la autonomía universitaria busca promover la movilidad estudiantil mediante un sistema de créditos de los estudios a nivel nacional. Excluye de cargos en el sistema universitario a las personas que hayan sido condenadas o “existan pruebas suficientes” de haber participado en violaciones a los derechos humanos, algo que de alguna manera se ha dado en algunas universidades, mediante planteos en los respectivos Consejos Superiores.

También propone la creación de un Consejo Nacional de Educación Superior y amplía la representación académica en la entidad de acreditación y evaluación de las carreras.

En declaraciones a Página/12, Adriana Puiggrós, integrante del bloque del Frente para la Victoria y Presidente de la Comisión de Educación de la Cámara baja, manifesto que: “Es un proyecto que apunta a ordenar la planificación de un sistema nacional de educación superior en su conjunto, que incluye además de las universidades a los institutos de educación superior, institutos universitarios y los centros de formación tecnológica”.

El texto recoge la opinión de los rectores de universidades públicas y privadas, intelectuales, profesores, la Federación Universitaria Argentina y organizaciones sociales, entre otros, que fueron consultados por la comisión en el transcurso del año pasado, en diferentes puntos del país.

Con la creación de un Consejo Nacional de Educación Superior (CNES), la propuesta busca generar un espacio similar al Consejo Federal de Educación, donde Nación y provincias discuten la política educativa. Participarían los representantes de todas las entidades abarcadas por la ley, incluyendo a los gremios de docentes y no docentes, y sus resoluciones serían vinculantes. Su objetivo sería “establecer prioridades nacionales de desarrollo científico-tecnológico, extensión y desarrollo socio-comunitario”. También promovería “procesos de reformas curriculares en el sistema” para establecer “títulos intermedios y certificados de reconocimiento de los saberes adquiridos”.

En general, el proyecto contempla mantener el régimen de la evaluación y la acreditación, también controvertido. Un cambio sería que la actual Coneau pasaría a denominarse Consejo Educativo Nacional para la Acreditación y la Evaluación de la Educación Superior (Cenaees). “Se descarta la evaluación privada y se sostiene la pública, además de ampliarse la representación con la presencia de los institutos. La idea es legitimarla aún más de los que ya está la Coneau”, dijo la diputada del FpV. Puiggrós aclaró que “igualmente el debate está abierto y se sigue trabajando en el proyecto. La FUA y algunos rectores ya nos hicieron sugerencias que estamos atendiendo. Vamos a escuchar a quien se acerque”.

Fuente: Página 12

Posts Relacionados:

  • No Hay Posts Relacionados

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.