Italia: «Y ahora, queridos alumnos, vamos a comerciales»



La Italia berlusconiana se jacta de hacer valer sus principios, valores y tradiciones. Esto es así sobre todo cuando de combatir la inmigración africana se trata o cuando se niega tenazmente a retirar los crucifijos de las aulas, en contra de las recomendaciones del Tribunal de Estrasburgo. Sin embargo es mucho más flexible en otras áreas, por ejemplo la de la financiación de la educación pública.

La provincia de Barletta-Andria-Trani, en la región de Puglia, ha decidido emprender un servicio publicitario para cubrir el déficit de presupuesto educativo que la aqueja. Esta provincia, gobernada por el Pueblo de la Libertad, el partido que lidera Silvio Berlusconi, se las ingenia para sortear el corset presupuestario que impuso la ministra de Educación Mariastella Gelmini con los recortes atribuidos a la crisis económica

El gobierno de esa provincia decidió ofrecer a empresarios y comerciantes espacios para anunciar productos y servicios en los pupitres de colegios e institutos secundarios. Por 69,80 euros una compañía podrá publicitarse sobre un pupitre. El respaldo de la silla cuesta 19,90 euros y un anuncio en la mesa escolar ascenderá 49.90 euros y la recaudación se orienta a la compra de muebles escolares, que faltan en 53 colegios secundarios.

Los sindicatos y partidos de la oposición no han hecho esperar sus críticas, sin embargo no hay posibilidades inmediatas de rectificar el rumbo de una medida, que algunos ven como el incio de la anunciada privatización de la educación pública que alienta el gobierno de Silvio Berlusconi.

Posts Relacionados:

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.