El ojo tonto

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hay en estos momentos 120.000 cámaras instaladas y encendidas mirando lo que pasa por delante de ellas y esperando infundir seguridad en quienes las instalaron. En muchos casos apenas si son testigos que en ocasiones sirven para identificar a un delincuente y también ejercen un efecto disuasor en aquellos malhechores que al verlas, migran a sectores más «discretos» para ejercer sus actividades al abrigo del anonimato.

Según un informe del portal Canal-ar, en la ciudad de Buenos Aires «hay instaladas unas 120.000 cámaras, de las cuales 115.000 pertenecen al mundo corporativo, 800 al Gobierno de la Ciudad y cerca de 300 están ubicadas en estaciones ferroviarias y de subterráneo».

El problema es que sin una definición política de qué se va a hacer con ese impresionante caudal de información, estos recursos pierden gran parte de su potencial. Hoy tenemos servicios disponibles como para avanzar en la convergencia de toda la data disponible en sistemas  probadamente eficientes. Se puede afirmar  que ya la tecnología está madura como para promover la seguridad no sólo en base a la identificación de un criminal, sino para prevenir el delito mediante mapeos, seguimiento de sospechosos, identificación de los mismos por reconocimiento digital de rostros. Toda la parafernalia de captura de imágenes, pública y privada, convergiendo en sistemas aplicados a la seguridad y confort de los ciudadanos, es una de las más deseables situaciones que se podrían alcanzar, sólo coordinando lo que ya existe.

Sin embargo, hasta que no se definan los pasos políticos que orienten el uso de la tecnología, esos ojos sólo servirán para asistir al espectáculo de la vida cotidiana y reproducir una y otra vez en los noticieros, el fenómeno frecuente de la criminalidad.

Posts Relacionados:

  • No Hay Posts Relacionados

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.