El 23 de marzo de 1980 comenzaba la Insurrección Educativa en Nicaragua


FSLNEn 2012 se produjo en Nicaragua una polémica en torno de los niveles de analfabetismo en aquel país. El diario «La Prensa» de Managua publicó una nota bajo un título catástrofe: “País tiene el 30% de Iletrados” y citaba un Informe de la CEPAL para respaldar la denuncia. Esto significaba una desmentida a cifras muchísimo menores que había dado a conocer el gobierno.

En la discusión intervino la UNESCO, en la persona de Juan Bautista Arríen, representante permanente del organismo en Nicaragua, quien desmintió las cifras sobre analfabetismo que había presentado la CEPAL y había alimentado las páginas del derechista opositor «La Prensa».

Arrien publicó una aclaración que decía:

«Con el mayor respeto que se merece la CEPAL, cuyo prestigio nadie pone en duda, me permito decirles que la información de la CEPAL correspondiente a la tasa de analfabetismo 2010 en Nicaragua en la población de 15 años en adelante, no es actualmente esa, la actual es bastante menor.

En Nicaragua seguimos reduciendo el analfabetismo en forma directa, teniendo como línea de base el censo oficial de población realizada por el INIDE en el que la tasa de analfabetismo en la población mayor de 15 años ascendía a 18.5.

Nicaragua decidió reducir dicha tasa, se siguió alfabetizando, pero a partir del año 2008 esta reducción ha constituido la prioridad operativa del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Sobre este objetivo se ha trabajado y se sigue trabajando intensamente».

La cuestión no es menor, la Revolución Sandinista abrió un frente de batalla contra el analfabetismo que tuvo tanta o más importancia, por su hondo sentido estratégico, que el frente militar.

La Cruzada Nacional de Alfabetización, oficialmente llamada Cruzada Nacional de Alfabetización «Héroes y Mártires por la Liberación de Nicaragua» (CNA), fue una campaña llevada adelante por el gobierno revolucionario de Nicaragua con apoyo internacional que permitió reducir al 13 % el índice de analfabetismo que durante la era de Tacho Somoza llegaba al 50 %.

La Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional surgida a la luz del triunfo sandinista el 19 de julio de 1979, incluyó en su Programa de Gobierno la erradicación del analfabetismo como una de sus metas prioritarias. El mencionado Programa de Gobierno especificaba: «Se iniciará una Cruzada Nacional de Alfabetización que movilice todos los recursos del país para lograr la total erradicación del analfabetismo».

Por su parte el Estatuto Fundamental sobre Derechos y Garantías de los Nicaragüenses, promulgado el 21 de agosto de 1979, declaró de «interés social» la alfabetización y la definió como «responsabilidad de todos los nicaragüenses».

La Cruzada Nacional de Alfabetización en su fase en español terminó oficialmente el 23 de agosto de 1980 y el 30 de septiembre de ese año comenzó la alfabetización en inglés criollo, miskito y sumo, con el objetivo de alfabetizar 16.500 nicaragüenses de la Costa Caribe de Nicaragua, que comprende cerca del 50% del territorio y concentra la mayor diversidad étnica, cultural, lingüística, geográfica y de biodiversidad nicaragüense. Durante el proceso de insurrección educativa, los jóvenes involucrados aprendieron que en  Nicaragua residía la etnia garífuna, la única etnia de América que conserva rastros de lengua africana, y el hallazgo de ese grupo humano los obligó a reformular las cartillas para alfabetizar también a ese colectivo.

Nicaragua es el país de Centroamérica y el Caribe con más lenguas vivas en la zona atlántica. La epopeya educativa revolucionaria que se produjo con la Revolución tiene tal importancia que en 2007 los documentos de la cruzada, las cartas de los brigadistas, diarios, medallas, afiches y las más de 17 mil horas de historia grabadas en las seis lenguas a las que accedieron, fueron declarados Registro de la Memoria del Mundo, la  iniciativa internacional propulsada y coordinada por la Unesco desde 1992 para promover  la preservación y el acceso al patrimonio histórico documental de mayor relevancia para los pueblos del planeta

La CNA contó con 115 mil jóvenes brigadistas voluntarios que la ejecutaron, tuvo una bandera y un himno que rezaba:

Avancemos, brigadistas,
guerrilleros de la Alfabetización,
tu machete es la cartilla
para liquidar de un tajo
la ignorancia y el error…

Avancemos, brigadistas,
muchos siglos de incultura caerán,
levantemos barricadas
de cuadernos y pizarras,
vamos a la insurrección cultural…

¡¡PUÑO EN ALTO!! ¡¡LIBRO ABIERTO!!
Todo el pueblo a la Cruzada Nacional.
Ganaremos el destino
de ser hijos de Sandino
convirtiendo la oscurana en claridad.

(………………………………………………)

La contrarrevolución tenía claro que la liberación del pueblo nicaragüense estaba atada en gran medida a la concientización que se adquiere con la habilidad de saber leer y escribir y entre los brigadistas hubo muchos asesinados en manos de la contra, financiada por Estados Unidos y entrenada, entre otros, por militares argentinos especializados en “lucha antisubversiva”, el eufemismo usado durante la dictadura del sur para definir las tareas de inteligencia que incluían secuestros, torturas y desapariciones.

  La música y la poesía en la pedagogía revolucionaria

Carta de Carlos Mejía Godoy en la contratapa de Guitarra ArmadaViendo las condiciones de alfabetización del pueblo de Nicaragua en los años previos al triunfo de la Revolución del Frente Sandinista de Liberación Nacional, se comprenderá que establecer pautas de instrucción militar y difusión doctrinaria era muy difícil, por lo que la creatividad fue el recurso clave para alcanzar los objetivos deseados.

Un ejemplo de esa creatividad fue el proyecto artístico de los hermanos Mejía Godoy, Carlos y Luis Enrique y dentro de ese proyecto artístico, resalta quizás el más conocido junto con la Misa Campesina. Me refiero a Guitarra Armada, álbum de 1979 que demostró una vez más que la música popular es un valioso recurso educativo para el desarrollo de un proceso insurgente.

En canciones que propalaba Radio Sandino, la guerrilla pudo enseñar al pueblo cómo cuidar y usar el armamento que le secuestraban a la Guardia Nacional de Somoza. Escuchadas una y otra vez, las canciones de los Mejía Godoy permitían aprender a armar y desarmar un FAL, un Garand, una carabina M1 o preparar explosivos caseros.

En la contratapa del disco, hay un texto manuscrito de Carlos Mejía Godoy, dirigido a uno de sus contactos con el FSLN:

“17 – Marzo – 1979

Querido hermano Modesto:

Con lo que me enseñó “Xavier” en el manual y lo que me explicó tu vaqueano (SIC), ya tengo armado todo lo concerniente al FAL-SIFICADO, LA CHACHALACA, EL GARAÑÓN y los otros fierros. “Danilo” me mandó al compita matagalpino, experto en explosivos caseros y ya casi estoy terminando este operativo musical, con la ayuda de mi hermano Luis Enrique.

Te mando, pues, un adelantito de nuestra “Guitarra armada”. Como ves, todas estas canciones van en puro estilo “chapiollo”, para que el pueblo agarre bien la movida. Pronto, antes de que venga el CACHIMBEO TOTAL, estas tonaditas van a tronar duro desde nuestra Radio Sandino.

Si encontrás errores, me los señalás por escrito, a través de “Paco” o la “Poeta”.- Adelante, hermano!

Un abrazo rojinegro

Patria libre o morir!!!

Martiniano”

Los temas del álbum y sus intérpretes son:

01. El Garand (Carlos Mejía Godoy, voz de “Modesto”)

02. Qué es el FAL (Carlos Mejía Godoy, voz de “Javier”)

03. Las municiones (Carlos Mejía Godoy, voz de “Catalina”)

04. Carabina M-1 (Luis Enrique Mejía Godoy)

05. Los explosivos (Carlos Mejía Godoy, voz de “Chomboo”)

06. Memorandum militar 1-79 (Luis Enrique Mejía Godoy)

07. Un tiro 22 (Carlos Mejía Godoy, voz de “Isaías”)

08. El zenzontle pregunta por Arlen (Carlos Mejía Godoy, voz de Doris Tijerino)

09. A Gaspar García (Luis Enrique Mejía Godoy)

10. Comandante Carlos Fonseca (Carlos Mejía Godoy, voz de Tomás Borge)

11. Himno de la unidad sandinista (Carlos Mejía Godoy)

[youtube]http://youtu.be/-10LcHCHZsc[/youtube]

Posts Relacionados:

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 23/03/2014

    […] El 23 de marzo de 1980 comenzaba la "Insurrección Educativa" en Nicaragua […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.