EEUU: miles de manifestantes reclamaron el cierre de la Escuela de las Américas



Emblema de SOA WatchHace unos días, miles de manifestantes en las puertas de la base militar de Fort Benning , en Columbus (Georgia), exigían el cierre de la Escuela de las Américas, institución a la que acusan de haber entrenado a oficiales que participaron en el golpe de Estado en Honduras. Cuatro activistas fueron arrestados al ingresar a la base militar. El grupo de protesta estaba integrado por estudiantes, veteranos de guerra, representantes de comunidades de base y supervivientes de torturas. Denuncian que durante sus más de sesenta años de funcionamiento, miles de latinoamericanos han sido torturados, violados, asesinados, desaparecidos, masacrados por soldados y oficiales entrenados en esa escuela, también en el caso de Honduras.

La organización SOA Watch (Observadores de la Escuela de las Américas), fundada y encabezada por el sacerdote Roy Bourgeois en 1990, considera que es una «escuela asesina» por la que han pasado militares como los generales Leopoldo Galtieri y Roberto Viola, que participaron en la guerra sucia durante la dictadura argentina (1976-1983). El general José Efraín Ríos Montt, que gobernó Guatemala de facto entre 1982 y 1983 tras un golpe de Estado, y que es reclamado por la Justicia por delitos de genocidio, tortura y terrorismo de Estado, también pasó por sus aulas, así como el general Omar Torrijos, -padre del ex presidente de Panamá Martín Torrijos-, que lideró el golpe de Estado contra Arnulfo Arias, el 11 de octubre de 1968, y uno de sus jefes militares, Manuel Noriega.

La organización señala que el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas hondureñas, el general Romeo Vásquez, fue alumno de esta escuela en dos ocasiones, en 1976 y 1984, así como el general Luis Prince Suazo, al frente de la Fuerza Aérea del país. El general Vásquez fue destituido días antes del golpe por negarse a cumplir instrucciones del Ejecutivo para que los militares dieran apoyo logístico a la encuesta que impulsaba el presidente Manuel Zelaya para reformar la Constitución y que, según detractores del derrocado mandatario, abría la puerta de la reelección.

Bertha Oliva, coordinadora del Comité de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), que ha denunciado las violaciones de los derechos humanos en ese país, viajó desde Tegucigalpa para unirse a las protestas que comenzaron con una marcha a Fort Benning y una vigilia que siguió con un acto frente a la base militar. Durante la vigilia se conmemoró el vigésimo aniversario de la muerte de seis jesuitas asesinados en 1989 por escuadrones de la muerte en la Universidad de El Salvador, entre ellos el rector de la institución, Ignacio Ellacuría, además de una cocinera y su hija.

Según SOA Watch, salvadoreños graduados de la Escuela de las Américas figuraron entre los mayores violadores de derechos humanos en su país. El conflicto armado en El Salvador (1980-1992) dejó más de 75.000 muertos. La organización consiguió este año que un comité del Congreso estadounidense autorizara su petición de que el Pentágono haga público los nombres de los militares que se gradúan en la Escuela de la Américas. El Pentágono había clasificado los nombres después de que la participación de algunos de sus miembros en los abusos a los derechos humanos se hiciera público. Por su parte, el congresista demócrata Jim McGovern ha llevado al Capitolio una propuesta para que la escuela militar deje de funcionar y se investigue su conexión con la violación de los derechos humanos en América Latina.

Logros pedagógicos y testimonios

La Escuela de las Américas, o como reza su actual denominación, Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica (Western Hemisphere Institute for Security Cooperation), se creó para la instrucción militar del Ejército de los Estados Unidos. Desde 1946 a 1984 funcionó en Panamá aunque hoy está emplazada en Fort Benning, Columbus (Georgia) y cuenta con más de 60.000 militares y policías de 23 países latinoamericanos.

El ex presidente panameño Jorge Illueca, responsable del cierre en Panamá de esta institución, la llamó «la base más grande para la desestabilización en América Latina».
En una carta abierta enviada el 20 de julio de 1993 al Columbus Ledger Enquirer, el comandante Joseph Blair, antiguo instructor de la Escuela de las Américas, declaró: «En mis tres años de servicio en la Escuela nunca escuché nada acerca de objetivos tan excelsos como los de promover la libertad, la democracia y los derechos humanos. El personal militar de América Latina venía a Columbus únicamente en busca de beneficios económicos, oportunidades para comprar bienes de calidad exentos de los aranceles de importación de sus respectivos países, y con transporte gratuito, pagado con los impuestos de los contribuyentes estadounidenses».
De acuerdo con el senador demócrata por Massachusetts, Martin Meehan: «Si la Escuela de las Américas decidiera celebrar una reunión de ex alumnos, reuniría algunos de los más infames e indeseables matones y malhechores del hemisferio».

En México, el diario La Jornada señalaba que SOAW informa que cada vez hay más militares mexicanos adiestrados en la escuela, y de hecho hubo un gran cambio después del levantamiento zapatista. En los primeros 49 años de la escuela, México sólo envió 766 militares, pero a partir de 1996 el número se incrementó (33 en 1997; 1177 en 1998, cerca de 700 en 1999). Por lo menos 18 oficiales de alto rango involucrados en acciones contra civiles en Chiapas, Guerrero y Oaxaca son egresados de la escuela, incluido Juan López Ortiz, quien estuvo al mando de tropas en la matanza en Ocosingo, en 1994. Por otro lado, según se menciona en el periódico Brownsville Herald, hay documentos de la Secretaría de Defensa Nacional que indican que más de 30 ex soldados forman parte de Los Zetas (grupo militarizado del Cártel del Golfo), y que un tercio de los desertores del batallón especializado al cual pertenecían fueron adiestrados en la Escuela de las Américas.

En Chile, la mayor parte de los oficiales de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), organismo involucrado en tareas de espionaje a opositores y violaciones  a los DDHH durante la dictadura encabezada por Pinochet, se graduaron en la Escuela de las Américas. El paso por las mismas aulas con el resto de represores militares latinoamericanos, convirtió a la Escuela de las Américas en un espacio de coordinación de los ejércitos sudamericanos para llevar adelante la Operación Cóndor.

En una carta abierta a la Presidenta de Chile, el SOA Watch  Chile recuerda que en el año 2008, el coronel colombiano Álvaro Quijano y el mayor Wilmer Mora fueron arrestados y sometidos a juicio por colaborar con el narcotráfico. Quijano y Mora fueron «instructores» en la Escuela de las Américas/Whinsec durante los años 2003 y 2004, donde impartieron cursos relativos a Operaciones para el Mantenimiento de Paz y Democracia Sustentable. Ese mismo año, el Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, dio de baja a 27 militares, muchos de ellos graduados de la Escuela de las Américas, por su responsabilidad en el asesinato de 17 jóvenes los que «fueron reclutados supuestamente por el Ejército para después ser presentados como guerrilleros muertos en operaciones militares».

Y en Venezuela, recuerda la carta abierta del observatorio a la presidenta Bachelet, «en abril de 2002, el gobierno democráticamente elegido del Presidente Hugo Chávez, fue brevemente derrocado por la fuerza militar dirigida por Efraín Vásquez Velasco, ex comandante del ejército, y del general Ramírez Poveda, ambos también graduados de la Escuela de las Américas».

Al presente, los gobiernos de Argentina, Uruguay, Venezuela y Bolivia han decidido retirar sus tropas de esta academia militar.

Posts Relacionados:

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. pedro flores dice:

    amigos los admiro mucho porque son muy pocas las personas que se interesan por los problemas del mundo y quieren cambios en este mundo de confucion y engano me gustaria hacer el siguiente comentario y ojala que ustedes con la experiencia y conocimiento que tienen en manifestaciones,pudieran organizar una manifestacion a nivel nacional y si se pudiera mundial contra los traidores que han mantenido y siguen manteniendo esta crisis financiera a pesar que los gobiernos especialmente de EE.UU Y EUROPA,han querido y dieron tantos miles y miles de millones de dolores para solucionar la economia y lo unico que hicieron los bancos fue guardar estos miles de millones de dolores en sus arcas y sus bolsillos mientras todos nosotros seguimos sin como poder pagar nuestras deudas(casa,carro,targetas y otros bills)solo imaginensen los 800.000.000 millones de dolares que dio el gobierno de EE.UU.para solucionar la crisis donde estan,divida esto por los 360 millones de personas que habemos en este pais y de a cuanto nos tocaria a cada uno sin embargo estoy seguro que en este momento ninguno de nosotros tiene para pagar su renta o estamos perdiendo la casa o nuestro carro,se supone que este se los dio el gobierno para que lo rodaran y se moviera la economia,sin embargo lo tienen en sus urnas y cajas fuertes,mientras que usted y yo y nuestros hijos estamos sufriendo por no tener nada,ACASO ESTO NO ES RAZON MAS QUE SUFICIENTE PARA HACER UNA MANIFESTACION EN CONTRA DE ESTAS INSTITUCIONES BABCARIAS(BOFA CITY BANK ETC,ETC) QUE LO QUE HICIERON FUE ROBARSEN EL DINERO QUE LES DIO EL GOBIERNO PARA ARREGLAR LA SITUACION ECONOMICA POR FAVOR TOMEN CONCIENCIA DE ESTO Y HAGAN ALGO USTEDES QUE SABEN COMO Y REPARTALO A TODOS LOS GRUPOS DE MANIFESTACION TANTO AQUI COMO EN EUROPA,GRACIAS Y QUE DIOS NOS BENDIGA A TODOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.