Coherencia: Macri decidió que habrá más plata para menos becarios.

Debido a la decisión de redefinir el reparto de becas para estudiantes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en esta semana fueron tomados 13 colegios por distintos centros y agrupaciones estudiantiles . El gobierno porteño había anunciado su decisión de reducir las becas a la mitad, multiplicar el monto de cada una y «otorgarlas sólo a quienes realmente las necesiten». Los criterios que definan la necesidad de una beca no estaba establecido con claridad y es en parte lo que ha provocado el descontento entre los estudiantes. En declaraciones radiales en el día de hoy, Macri acusó de estos problemas a «la mala política» que «transformó las becas de los que más las necesitan en una repartija de 200 pesos en forma indiscriminada para 60 mil chicos».

«Ahora será una beca para una menor cantidad de chicos por un monto que alcance, con lo cual es una beca para aquel que la necesita realmente», explicó el «‘intendente» y agregó: «La plata que invertimos es exactamente la misma».

Además de eso, desde el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se decidió terminar con las tomas de escuelas aplicando una reglamentación más dura que las anteriores gestiones, bajo la consigna: «La  escuela exige rigor, seriedad y diálogo. Un día de clase tiene un valor incalculable».

Por su parte, en un comunicado de prensa, los alumnos denunciaron que «el gobierno de la Ciudad escenifica un recule en la cuestión de las becas, luego de haber recortado más de un 50% la cantidad de becas otorgadas en un cuadro de inflación creciente y de aumento de la línea de pobreza, mientras en los colegios amenazan con expulsar a los estudiantes, ponerles sanciones y cercenar su derecho a organizarse y luchar». Y advirtió que «van a responder con un gran plan de movilización y lucha para enfrentar la represión y el recorte de becas, que votará en un Congreso de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios a realizarse el sábado próximo; y convocan al conjunto de los docentes y vecinos de la Ciudad a solidarizarse con su lucha en defensa de la educación pública».

El legislador nacional socialista Roy Cortina afirmó esta semana que “la gestión educativa de Mauricio Macri es un verdadero desastre”, por cuanto “no ejecuta el presupuesto de infraestructura escolar, recorta las becas secundarias y judicializa los conflictos con acciones persecutorias contra los estudiantes”, acusó Cortina, quien, además dirige el Centro de Iniciativas y Políticas del Socialismo para Buenos Aires (CIPSBA), desde donde se monitorea la gestión macrista.

A su vez, el legislador porteño Martín Hourest responsabilizó al jefe de Gobierno porteño y a su ministro de Educación por «judicializar la protesta» de los estudiantes que reclaman por el recorte de becas escolares y consideró que esa postura «sólo lleva a destruir la educación pública».

«Macri y Nadorowski ya han dado muestras de su inoperancia en avanzar en los problemas de infraestructura edilicia escolar, y su ineficacia manifiesta en ajustar un programa sistemático que dé cuenta de la exclusión social para determinar cantidad de becas y montos en dinero que éstas deben representar», sentenció el legislador.

En medio de esa situación con el estudiantado, el Ministro de Educación Mariano Narodowski,  aseguró que “la Ciudad no tiene recursos para dar aumentos docentes» ante el paro que se realizará la semana próxima.

La mayor parte de los sindicatos docentes de la Capital Federal cumplirá el miércoles próximo un paro de actividades en todos los niveles educativos, en demanda de un aumento salarial y otras reivindicaciones laborales.

La medida afectará tanto a las escuelas estatales como privadas, decisión tomada en conjunto en asamblea por CTERA, ADEF, ADIA, AMET, CAMYP, EDUCAES, SEDEBA y SEDUCA.

El paro por 24 horas llega tras una serie de frustradas reuniones con las autoridades donde venían negociando un aumento salarial que, finalmente, no se concretó.

Francisco Nenna, secretario General de UTE-CTERA Capital, dijo que «esperábamos una respuesta a la propuesta que habíamos hecho y lo único que recibimos fue un análisis económico de que nuestros salarios estaban por encima de la inflación». «Es una falta de respeto, es un Gobierno que no escucha y no abre el diálogo», agregó.

Posts Relacionados:

  • No Hay Posts Relacionados

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.