Chile apuesta con fuerza a la educación y a la investigación

Hoy en Clarín, Julio Sevares dió a conocer datos alarmantes acerca de la situación que atraviesa la educación argentina.

Se refiere al último informe PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ubica a la Argentina al fondo de la tabla y bajando.

Afirma Sevares que: «El PISA evalúa las habilidades de los estudiantes en 57 países del más variado nivel de desarrollo e ingreso en lectura, matemáticas y ciencias.

En su última versión, la Argentina ocupa el lugar 53 (de 56) en la escala de lectura, superando sólo a Azerbaijan, Qatar y Kyrgizstan. Además, el país sufrió un profundo retroceso en la clasificación entre 2000 y 2006. En la escala de ciencia ocupa el lugar 51, después de Indonesia y antes de Brasil, y en matemáticas el puesto 52, superando nuevamente al país vecino, que está casi al fondo de la lista.

Los primeros puestos en la lista de rendimientos son ocupados por países como Finlandia, Corea del Sur, Taiwan, Hong Kong y otros que prestan especial atención a la educación.

Estas posiciones se compadecen con las estadísticas de inversión en educación. Según la UNESCO, Argentina destina 4,6% del PBI al gasto en educación. Suecia y Corea del Sur 7%, Finlandia 6,5%, Cuba 10% y Brasil 4,3%. Nuevamente según la ONU (UNFPA, 2007) el gasto por alumno primario en relación al PBI per cápita es del 11% en Argentina y Brasil, y llega al 20% en Finlandia, 25% en Dinamarca y 31% en Cuba.»

Mientras pasa eso en nuestro país y justo en la semana en que el conflicto por las retenciones se profundizaba, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet anunciaba el 21 de mayo un aumento en las becas para estudios de posgrado, fondos para equipamiento científico e incentivos para atraer a investigadores extranjeros, todo ésto en el marco del discurso por la cuenta pública anual,

Bachelet informó sobre la creación de un fondo con US$6 mil millones para financiar un programa de becas de posgrado y de formación en oficios tecnológicos de alta especialización, tanto en Chile como en el extranjero. Con ese fondo, las mil becas de formación en universidades extranjeras del 2008 crecerán a 2.500 en 2009 y a 6.500 en 2012.

Explicó la presidenta chilena que los 150 técnicos que se desempeñen en áreas prioritarias, accederán por primera vez a becas de perfeccionamiento fuera del país. Además, en 2010 esas becas aumentarán a 2.000.

En 2009 también aumentarán las becas para maestrías y doctorados que se dictan en Chile y se entregarán 35 mil becas para estudios técnicos superiores.

Otro anuncio fue un programa para llevar a Chile en dos años al menos a 100 científicos extranjeros, los que se desempeñarán en universidades regionales en áreas en las que no hay especialistas actualmente.

Otra de las medidas es la de entregar en el año próximo, treinta mil computadoras personales a escolares pobres con alto rendimiento académico.La presidenta chilena dijo: «Comenzaremos por premiar el esfuerzo de los alumnos. En marzo de 2009, entregaremos un computador a los niños y niñas pertenecientes al 40 por ciento más vulnerable de la población que ingresen ese año al séptimo básico y que estén en el 30 por ciento de mejor promedio de notas de su nivel». Además se crearán laboratorios móviles de computación para niños de educación primaria y se avanzará en la promoción del acceso a las tecnologías y la conectividad digital en dicersas comunas.

Uno de los anuncios más interesantes, en comparación con la propuesta argentina de profundizar el perfil técnico y de ciencias aplicadas en la educación pública, es el de apuntar a promover un área que en nuestro país no tiene toda la atención necesaria. Bachelet afirmó: «vamos a impulsar un programa especial de Humanidades en la Universidad de Chile y restantes universidades públicas, para revitalizar la filosofía, las letras, el arte y todas las ciencias sociales».

Hay quienes sostienen que los anuncios son incompletos en el sentido de que habría que avanzar en la transparencia en la ejecución de esas nuevas partidas presupuestarias, o en el caso de evaluar de forma precisa el grado de necesidad de los distintos estudiantes que serían beneficiados con estas medidas, para que éstas sean verdaderamente equitativas. También la cuestión de la capacitación docente ha quedado en el tintero.

Sin embargo, dada la magnitud de las cifras anunciadas y la orientación que se imprime a las políticas presupuestarias, bien podemos suponer que los vecinos están haciendo importantes esfuerzos para salir de los años de neoliberalismo salvaje, que hacían coexistir un alto estándar de desarrollo empresarial con grandes bolsones de inequidades culturales y educativas.

Posts Relacionados:

  • No Hay Posts Relacionados

Gustavo Ernesto Carrizo

Experto en Implementación de Proyectos de e-Learning (Universidad Tecnológica Nacional), se desempeña como asesor en temas relacionados con Internet y desarrolla y administra distintos sitios web institucionales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.