Europa: El Tribunal de Estrasburgo declara a los crucifijos en las escuelas una violación de los derechos de los padres

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Mario Alberto dice:

    Sugiero que cada persona lleve consigo, si lo desea, el símbolo de la religión que prefiera, exhibiéndolo si así lo desea.
    Si el lugar es público y no es de una religión en particular, no debería exhibir ningun símbolo religioso como parte de sus instalaciones, porque hacer eso, como sería por ejemplo colgarlo en la pared de un aula, implica imponérselo a todos.
    En cambio, el caso de llevar un turbante o un crucifijo sobre la ropa no impone a los demás el símbolo, sino que identifica con esa religión solo a la persona que lo usa.

  2. Entiendo que ése es el espíritu del fallo de la Corte de Estrasburgo. Ocurre que hay imposiciones religiosas que cabalgan en intenciones políticas y viceversa. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE